Preguntas frecuentes de los principiantes en meditación

Preguntas frecuentes de los principiantes en meditación

Son muchas las dudas que ocasiona a los principiantes la práctica de meditación. En este post recojo algunas de las preguntas más frecuentes que me suelen hacer sobre el tema. Espero que solucionen tus dudas y hagan que te animes a practicar.

1. ¿Qué es meditar?

Meditar es un estado mental que se alcanza mediante una serie de técnicas (pueden ser de diferentes corrientes y filosofías) que despiertan la atención, la concentración, la relajación y te ayudan a encontrar paz interior, serenidad mental y conexión con tu naturaleza más esencial.

2. ¿Cómo se aprende a meditar?

A través de la práctica. No hay un acceso directo. La meditación es un estado y se llega experimentalmente, lo que significa que hay que probarlo por uno mismo. La práctica se divide en formal e informal.

La práctica formal es sentarse y ser consciente, sin distracciones, durante un período de tiempo (todos los días, si es posible) aplicando las técnicas que explicaba antes.

La práctica informal supone aplicar lo que se ha aprendido a través de la práctica formal, momento a momento, en la vida cotidiana. Como cualquier habilidad, cuanto más medites, más fácil te resultará vivir plenamente consciente.

3. ¿Se puede aprender a estar plenamente consciente en el día a día sin realizar prácticas de meditación formales?

Como en todo, puede darse alguna excepción pero, en general, no. Al igual que con cualquier habilidad que aprendemos o cuando pretendemos mejorar nuestro estado físico, necesitamos dedicar tiempo para obtener resultados de la práctica o el ejercicio.

No hay manera de saltarse este paso. Y, al igual que con cualquier aptitud física, la meditación (que mejora la aptitud mental y emocional) es una práctica que requiere tiempo y dedicación. El éxito está garantizado, pero no si pretendemos conseguir una transformación con sólo meditar una vez.

4. ¿Cuáles son los beneficios de la meditación regular?

Se ha comprobado científicamente que, entre otras cosas:

  • Reduce el estrés y la ansiedad.

  • Reduce la depresión.

  • Aumenta la sensación de bienestar.

  • Aumenta la autoaceptación.

  • Mejora los patrones de sueño y el sistema inmunológico.

  • Cambia el cerebro protegiéndolo de enfermedades mentales.

  • Ayuda a que los procesos de enfermedad sean menos estresantes (estudios en cáncer, artritis, dolor crónico, migrañas, etc.).

  • Disminuye la sensación de soledad en personas mayores.

5. ¿Cómo funciona la meditación en mi?

La meditación funciona a varios niveles:

  • A nivel físico, produce la respuesta de relajación; esto significa que la respiración se ralentiza, disminuye la presión arterial, el cuerpo se distiende y aumenta la percepción de tranquilidad.

  • A nivel mental, desde el punto de vista de la neurobiología, la atención regular reduce la reactividad de la amígdala, relacionada con las respuestas de lucha o huida. Como resultado, nos volvemos menos reactivos a las situaciones de nuestro entorno y menos estresados acerca de las cosas, en particular preocupaciones y pensamientos que, de otra forma, podrían habernos causado una respuesta de estrés.

  • A nivel espiritual, la práctica regular nos permite comenzar a sentir y experimentar un sentido más natural y real. Una sensación de conexión con el universo interior y el que nos rodea, de aceptación de nuestra realidad y plenitud.

meditación

6. ¿Cómo es el estado de meditación?

Depende de la experiencia particular en el momento concreto. Es una profundización en el sentimiento de la experiencia que está teniendo lugar en cada momento, ya sea agradable o desagradable.

La meditación no es tanto para cambiar nuestras experiencias como para cambiar nuestra relación con ellas, lo que resulta en una forma menos estresante y más adaptativa de ver la vida. Sólo se puede saber qué es meditar si lo experimentas.

7. Ya he intentado meditar alguna vez y mi cabeza no para, no me concentro. ¿Aprenderé a meditar alguna vez?

Hay mucha gente que practica meditación en alguna ocasión y piensa que no sirve para meditar, que no lo ha hecho bien porque no conseguía concentrarse, se despistaba cada poco o incluso se ponía nerviosa.

Imagina que vas por primera vez a una clase para aprender a hacer surf. Seguro que no vas a coger las olas con mucho estilo… con suerte aprenderás a no caerte de la tabla.

Como cualquier técnica, la meditación necesita un proceso de iniciación, en el que pasaremos por momentos que nos lleven a pensar que no nos sirve o no servimos para meditar. Un proceso en el que además de aprender mediante la práctica y la experiencia, la mente va purificándose, regulándose y estabilizándose. Pero la realidad es que todo el mundo puede meditar, es cuestión de constancia y paciencia.

8. ¿Es la meditación una práctica budistas o religiosa?

La meditación ha sido una parte esencial de la mayoría de las tradiciones budistas desde hace más de 2.500 años, pero también en religiones como el cristianismo o el hinduismo. También existen técnicas de meditación en tradiciones ateas como el yoga o el tantra.

Sin embargo, los beneficios de la meditación no depende de ningún sistema de creencias, sino que se encuentran en el aspecto práctico de la simple implementación de la práctica. Al igual que practicamos yoga físico de una manera libre, espiritualmente hablando, también practicamos meditación libre de creencias religiosas.

Es más, ni siquiera estamos apegados a una verdad espiritual, sino que respetamos las diferentes connotaciones que para cada cual tienen estos términos. Cualquier persona, independientemente de sus creencias puede practicar meditación.

9. ¿Tengo que ponerme en posición de loto para meditar?

¡No es necesario! Hay diferentes posturas que podemos utilizar adaptadas a nuestras necesidades físicas. Quizá, con la práctica, podamos ponernos en posición de medio loto o loto, pero no es algo que nos importe demasiado para empezar.

10. ¿Qué necesito para meditar?

Si puedes atender a tu respiración, puedes meditar, no necesitas mucho más. Te ayudarán vestir ropa cómoda y un cojín de meditación (o una silla si tienes limitaciones físicas). Si hace frío puedes ponerte un chal o alguna ropa de abrigo para no enfriarte cuando te relajes.

Deja que las aguas se asienten y verás la luna y las estrellas reflejadas en tu propio ser.

RUMI

¿Quieres aprender a meditar? Puedes descargar una meditación guiada en la página de recursos gratuitos para empezar o puedes unirte al curso Mente en calma, mente feliz para principiantes en meditación y disfrutar de todos sus beneficios.

Curso de meditación y mindfulness

Published by

Verónica Bernal

Acompaño a personas que están dispuestas a tomar las riendas de su propio bienestar compartiendo mis conocimientos sobre yoga, meditación y terapias manuales. Desde que fui madre, disfruto mucho trabajando con embarazadas y madres recientes, ayudándolas a aprovechar todo su potencial en esta etapa de sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.