El yoga, ¿es para mi?

El yoga, ¿es para mi?

A menudo me encuentro con personas que piensan que el yoga no es para ellos.

Cuando les pregunto por qué, las respuestas son varias aunque se basan en el desconocimiento de lo que realmente es el yoga.

Por ejemplo, es común que algunas personas me digan:

Pero yo es que no soy nada flexible, no podré hacer las posturas de yoga“.

Perfecto, si no eres flexible el yoga es ideal para ti, porque te aportará esa flexibilidad y agilidad que le falta a tu cuerpo.

El objetivo no es ponerse el pie en la oreja (por ejemplo) . Ponerse el pie en la oreja puede ser el resultado de muchos años de práctica, ¡o no! depende de la condición física de cada uno. Habrá personas que después de muchos años de práctica constante no logren hacer alguna de las posturas “de libro” a causa de su constitución física. Y no pasa nada, porque la postura no el objetivo del trabajo del yoga, sino el medio por el cual se realiza el trabajo.

Cada persona en cada situación tiene una postura ideal para ella en ese preciso momento.

 “Yo soy muy nervioso/a, no se estarme quieta

Genial, el yoga tiene mucho con lo que ayudarte. Quizá necesites entrar poco a poco, pero en cuanto disfrutes de sus resultados te atrapará y no podrás dejarlo.

El yoga tiene técnicas muy eficaces para ayudar a calmar tu mente y poder así bajar tu nivel de estrés. Sin duda, saborearás mucho más tu vida si la paladeas, en vez de engullirla.

La meditación, por ejemplo, es ideal para ti.

 “Es que yo no soy lo bastante espiritual

Bien, no es necesario tener una espiritualidad muy desarrollada. Es algo que se despierta junto al resto de las partes de tu ser. Al igual que tu parte física y mental. Tomar conciencia de ti mismo/a te ayuda a darte cuenta de qué partes componen tu ser y a equilibrarlas, darle la importancia que se merece a cada una de ellas. Por lo tanto es posible que tu parte espiritual se desarrolle ya que hoy día tendemos a olvidarla, pero no porque se trate de algún tipo de práctica religiosa, sino porque la espiritualidad es inherente al ser humano.

Una vez más cada uno llega dónde necesita, ni más ni menos. Practicar yoga no te va a convertir en alguien que no eres, más bien le saca brillo a tu auténtico yo.

yoga

Ramiro Calle, en uno de sus libros explica qué es el yoga en una sola frase:

El yoga es, básicamente, un método de mejoramiento humano

Entonces, ¿para quien es el yoga? Pues para todos, porque yo no conozco a nadie que no necesite o pueda mejorar.

Con esto no quiero decir que sea obligatorio que todo el mundo practique yoga, quiero decir que el yoga se adapta a todo el mundo, a todo aquel que quiera practicarlo. Porque el yoga está para que sirva a cada un@ de nosotr@s con sus circunstancias particulares en cada momento de la vida.

Si quieres comenzar a practicar y no sabes por dónde empezar, te doy algunas indicaciones aquí. Si aún no lo has hecho, pasa por la sección de recursos gratuitos listos para descargar.

Y si necesitas que te oriente personalmente, te recuerdo que en Enyógate dispones de un servicio de asesoría en la práctica personal, estaré encantada de guiarte para establecer una práctica adaptada a ti.

Para no perderte nada suscríbete en la barra lateral para recibir semanalmente todos los consejos de Enyógate.

Published by

Verónica Bernal

Acompaño a personas que están dispuestas a tomar las riendas de su propio bienestar compartiendo mis conocimientos sobre yoga, meditación y terapias manuales. Desde que fui madre, disfruto mucho trabajando con embarazadas y madres recientes, ayudándolas a aprovechar todo su potencial en esta etapa de sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *