Practicar meditación en el embarazo y el parto

Practicar meditación en el embarazo y el parto

La meditación es una técnica que nos ayuda, mediante la concentración en un objeto (respiración, mantras, visualizaciones, mandalas…), a serenar la mente y conseguir así paz interior.

El embarazo es una etapa vital en la que la meditación es de gran ayuda, al igual que durante el parto. Numerosos estudios científicos han demostrado cómo influye en la salud del bebé el estado emocional y mental en el que se encuentra la futura madre. Por este motivo, cada vez más, a las mujeres embarazadas se les recomienda cuidarse más allá del plano físico.

La meditación, como ya hemos mencionado, ayuda a la mujer embarazada a mantenerse tranquila y liberarse de sus miedos, a integrar los cambios que tan rápidamente se suceden en esta etapa y a afrontar el parto de manera más tranquila.

tipos de meditación durante el embarazo

El embarazo es un momento de gran creatividad para la mujer en todos los aspectos, es por ello que muchas prefieren comenzar a meditar con mandalas. El uso del color y de los bellos dibujos que forman los mandalas son una forma de expresar lo que sucede en su interior al tiempo que sirven como objeto de concentración para la meditación.

El uso de la respiración como objeto de concentración es muy beneficioso, ya que ayuda a la mujer a conectar con ella y aprender a tranquilizarla, algo que será de gran utilidad de cara al parto. Además es un recurso a la mano de la futura mamá en cualquier momento y situación, por lo que puede usarlo siempre que sea necesario.

meditación embarazo

Por otro lado, el bebé empieza a poder escuchar sonidos dentro del útero a partir de la semana 24 aproximadamente, y a oír la voz de su madre, aunque mucho antes las vibraciones de la misma ya viajan a través de los huesos maternos proporcionándole un suave masaje. Por este motivo las futuras mamás pueden utilizar la meditación con mantras con muchos beneficios tanto para ella como para su bebé. Es además una bonita manera de conectar con su bebé, cantando para él a la vez que se relajan juntos.

Si la futura madre medita usando visualizaciones le es más fácil además conectar con su bebé, comunicarse con él e ir aceptando su ya condición de madre.

Durante el parto es casi imprescindible entrar en un estado meditativo para que la mente deje al cuerpo “hacer su trabajo”. Las distintas etapas del parto invitan a la mujer a meditar de maneras diferentes facilitando un parto natural y más tranquilo.

Así que si vas a ser mamá no lo dudes, ¡anímate a meditar!

Puedes encontrar una meditación específica para embarazadas, lista para descargar, en nuestra página de recursos gratuitos.

Suscríbete en la barra lateral para recibir semanalmente todos los consejos de Enyógate.

Published by

Verónica Bernal

Acompaño a personas que están dispuestas a tomar las riendas de su propio bienestar compartiendo mis conocimientos sobre yoga, meditación y terapias manuales. Desde que fui madre, disfruto mucho trabajando con embarazadas y madres recientes, ayudándolas a aprovechar todo su potencial en esta etapa de sus vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.