Kakasana o postura del cuervo

Kakasana

Kakasana o la postura del cuervo es una postura de equilibrio sobre los brazos. En yoga, para trabajar la fuerza de los brazos, se usa el peso del cuerpo, como en esta postura, al igual que en el gimnasio se usan las mancuernas.

Es una postura que requiere una buena dosis de paciencia y perseverancia, no es muy difícil de hacer, pero es importante atender a los detalles.


Errores frecuentes, correcciones y líneas de fuerza para ejecutar kakasana

A nivel físico kakasana fortalece los brazos, pero es importante apoyar bien las manos y mantenerlas activas para no dañar las muñecas. Actua también sobre los órganos abdominales, ya que para hacer esta postura hay que tener activa la musculatura de esta zona.

A nivel energético trabaja sobre los chakras inferiores, relacionados con los aspectos más básicos y terrenales. Muy importantes para poder avanzar hacia el trabajo más mental y espiritual.

A nivel mental estimula la determinación, la confianza y ayuda a centrar la mente como todas las posturas de equilibrio.

Kakasana activa todo el cuerpo y la mente, estimula la autoestima. Practícala con calma y atendiendo a la técnica para no forzar en exceso al principio. Verás como el día menos pensado te despegas del suelo y eres capaz de mantener la postura con comodidad.

Te animo a que la practiques y sobretodo, que la disfrutes. Namasté.

Kakasana o postura del cuervo

Suscríbete en la barra lateral para recibir semanalmente todos los consejos de Enyógate. Los suscriptores pueden descargar las fichas de las asanas en tamaño grande 😉

Y si aún no lo has hecho, pasa por la sección de recursos gratuitos para seguir practicando desde casa.

Published by

Verónica Bernal

Acompaño a personas que están dispuestas a tomar las riendas de su propio bienestar compartiendo mis conocimientos sobre yoga, meditación y terapias manuales. Desde que fui madre, disfruto mucho trabajando con embarazadas y madres recientes, ayudándolas a aprovechar todo su potencial en esta etapa de sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *